Lo mejor de Viena, ciudad imperial

Viena es una de las ciudades más bonitas y con más encanto de Europa, elegante y con estilo.

Una ciudad para perderse en sus calles, pasear por sus palacios y disfrutar de sus conciertos.

Una ciudad que recuerda con cariño a Sissi, la princesa austriaca, y que lo deja patente en muchos de sus rincones.

Hay mucho que ver y disfrutar en Viena, aunque si no tienes mucho tiempo y no quieres perderte nada, te dejamos las visitas imprescindibles para visitar Viena en tres días.

Visitas imprescindibles en Viena

Palacio del Hofburg

El Palacio es en realidad un conjunto de varios edificios, dónde destacan los apartamentos imperiales dónde vivían Isabel de Baviera y el emperador Francisco José.

Palacio de Schonbrunn

Una visita imprescindible en Viena, aunque está situado a las afueras de la ciudad no hay que perderse este precioso palacio, que fue la residencia de verano de la familia imperial.

que ver en viena

Stephansdom

La Catedral de Viena, destaca por su tejado policromado tan diferente de las clásicas iglesias y catedrales, en el interior verás el púlpito del siglo XVII, construido por Anton Pilgram, es una auténtica maravilla.

Palacio de Belvedere

El Palacio formado por dos edificios separados por unos preciosos jardines, es en realidad un museo de arte.
En él se encuentra la afamada obra de Klimt, “El Beso”.

Prater

Para relajarse, dar una vuelta y salir del centro de Viena, no hay nada mejor que acercarse hasta el pulmón verde de la ciudad, el Prater. Y por supuesto, subirse en su bonita noria de madera para disfrutar de Viena desde las alturas.

Mariahilferstrasse

Para ir de compras a un precio razonable, nada mejor que esta calle, dónde se encuentran una multitud tiendas de ropa, complementos y souvenirs y a buen precio.

Ayuntamiento de Viena

Uno de los edificios más bonitos y llamativos de Viena es el Rathaus (Ayuntamiento), frente a él todos los años se instala un bonito mercadillo de Navidad.

Karlskirche

Es la iglesia más puramente barroca de Viena, se construyó en honor a San Carlos Borromeo, el santos al que el emperador Carlos VI le prometió un templó si libraba a la ciudad de la epidemia de la peste que la asolaba en el año 1713.

viena imprescindible

Teatro de la Opera

El 25 de mayo de 1869 se inaugura la Opera con la obra Don Giovanni de Mozart.
En 1945 una bomba cayó sobre el teatro, produciendo serios daños, tras la reconstrucción se volvió a abrir en el año 1955.
La visita al interior merece mucho la pena.

Barrio Judío

Aunque pocos judíos viven todavía en este barrio después del exterminio al que fueron sometidos, todavía quedan algunos vestigios de lo que fue en su momento, como la Stadttemple, la sinagoga más antigua de Viena.

Además en los últimos años se ha convertido en una de las zonas más animadas de Viena, llena de bares, pubs y discotecas es el lugar elegido por la gente más joven para salir de marcha.

Parlamento

Imposible no reconocer su fachada al más puro estilo del Partenón y la fuente de Palas Atenea presidiendo la entrada.

lo mejor de viena

Un lugar, muy importante, históricamente hablando, porque aquí se proclamo la república el 11 de Noviembre de 1918 tres la caída de los Habsburgo.

Sus visitas guiadas por el interior es un paseo por la historia del país.

Esperamos que con estas visitas imprescindibles disfrutes a tope de tu viaje a Viena.

visitar-viena

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.