Cuatro fuentes en Roma que no deberías perderte

La ciudad eterna, testigo de una parte de la historia de la Humanidad, la ciudad en la que, mires donde mires, siempre hay algo que ver y hacer. Sí, hablamos de Roma, capital del Imperio y, desde luego, una de las capitales europeas que recepcionan más turistas al cabo del año.

Gracias a las innumerables conexiones aéreas con el resto del mundo y a las múltiples aerolíneas que vuelan hasta sus principales aeropuertos, es fácil encontrar tarifas más que llevaderas para permitirte unos días en una de las ciudades más románticas de Italia. Agencias de viajes online te ayudarán a disfrutar al máximo de tu tiempo despreocupándote tanto de los billetes como del alojamiento.


¿Quieres una Guía Completa de Barcelona Gratis?

Pasear por la ciudad es uno de los principales placeres que ofrece Roma, pero, desde luego, más allá de los monumentos históricos, hay fuentes que merecen que uno se pare a contemplarlas con tiempo.

Cuatro fuentes romanas donde hacerse la foto

 

  • Cómo vamos a empezar a hablar de fuentes romanas sin hablar de la Fontana di Trevi. Obviamente, tendrás que echar la moneda porque, se dice, que así aseguras vuelta a Roma. Esta fuente era el final de un acueducto histórico, aunque su apariencia actual se remonta al siglo XVIII. Piensa también que hace pocos años fue restaurada y ahora luce como nunca.
  • La Plaza de España es otra de las paradas imprescindibles para cualquier turista. Además, podrás hacerte una foto delante de otra de las fuentes más emblemáticas de la ciudad: la Fuente de la Barcaza. Diseñada por el mismísimo padre de Bernini, quien después también destacara en esculturas, hace homenaje a una de las leyendas de la historia de Roma.
  • Piazza Navona. ¡Cómo olvidarse! Uno de los lugares más transitados de la ciudad y, si tienes suerte, donde poder probar los helados más ricos de toda Roma sentado en una de las terrazas que decoran la plaza y que te permiten tener una vista privilegiada a la Fuente de los Cuatro Ríos, de Bernini, la Fuente de Neptuno o la Fuente del Moro.
  • Una un tanto más escondida y no tan turística es la llamada Fuente de las Tortugas, una joya que se encuentra en la Plazoleta Mattei. Se dice que la inclusión de estos reptiles fue posterior y que se debería, como no podía ser de otra manera, a una creación de Bernini.

Puede que sea un tipo de turismo diferente y original, pero te dejará apreciar de primera mano por qué esta ciudad enamora. Si sus fuentes cuentan con una riqueza escultural como la que te comentamos…piensa lo que serás capaz de encontrar en el resto de monumentos que decoran la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.